Las cinco atracciones de Bratislava en invierno

Aunque hasta hace más bien poco Bratislava no solía entrar en los planes de nadie como destino único, cada vez es más el elegido por todos aquellos que buscan encontrar una ciudad centroeuropea poco llena de turistas. Además, la belleza de la ciudad cuando nieva hacen que visitar Bratislava en invierno sea un destino ideal.

En la ruta Praga – Budapest podía ser una parada más que recomendable, pero la capital eslovaca se ha ganado el puesto por sí misma como para tener entidad propia y convertirse en uno de los destinos emergentes de estas últimas temporadas.

También bañada por el Danubio, como muchas otras ciudades populares de esta zona europea, acceder a ella es cada vez es más sencillo gracias a las opciones que ofrecen algunas agencias online como podría ser Travelgenio, con conexión con las principales capitales europeas.

Cinco rincones a tener en cuenta en Bratislava en Invierno

El Castillo

 

Visible desde el Danubio a su paso por la ciudad, es uno de los emblemas de Bratislava. Para hablar de él habría que remontarse al siglo X y sus reconstrucciones posteriores que lo acabaron convirtiendo en fortaleza. Sin duda es una de las imágenes más famosas desde el río, por el que podrás disfrutar con un hermoso paseo en barco.

Disfrutar de una panorámica de la ciudad nevada en Bratislava en invierno es una de las experiencias más mágicas que podrás vivir durante este viaje.

Catedral de San Martín

 

Aunque gótica, es de una sobriedad que nada tiene que ver con el gótico de la Europa más occidental. Sin duda, es el templo más importante de la ciudad y como tal hay que ir a visitarlo. Más aún si tenemos en cuenta que sobre la torre descansa una réplica de la que fuera la corona de San Esteban. Las leyendas que encierra todo el templo también merecen la pena.

Puerta de San Miguel

 

Uno de los referentes turísticos y que más miradas atrae en Bratislava es la Puerta de San Miguel. Si quieres retroceder hasta los torreones de la Edad Media, es aquí donde debes acudir ya que es la única torre que se ha podido conservar. Además, está en el llamado Kilómetro Cero, con lo que además estarás en otro de los lugares más turísticos.

Las estatuas

 

No puedes pasear por Bratislava sin dejarte llevar por la original imagen de muchas de las estatuas que decoran el suelo. La más famosa es la del Rubberneck, un hombre que sale de la alcantarilla, pero no es la única. Soldados, vecinos mirones, buzones… son muchas las que podrás disfrutar.

Cuando la nieve las cubre hace que visitar Bratislava en Invierno se convierta en una experiencia casi mágica.

Cementerio Soviético

 

Toda esta zona de Centro Europa vivió la crudeza de algunas de las guerras más sangrientas de nuestra historia más reciente. No hace falta decir que uno de los lugares que no puedes perderte es este Slavin, construido en la década de los 60 para homenajear el aniversario de la liberación de la ciudad. Las vistas y su mirador suelen ser el gran reclamo de este rincón, pero no está de más echar un ojo a la increíble historia de un pueblo que ha estado luchando desde hace muchos siglos.

Qué ver en los Alrededores de Bratislava

Pero además de enamorarte de sus calles, al ser una ciudad relativamente pequeña, podrás disfrutar también de algunas excursiones no muy lejanas que te permitirán conocer el verdadero espíritu eslovaco.

Queremos recomendarte una en especial si lo que vas a estar es poco tiempo: Rusovce.

 

Esta pequeña localidad es conocida, básicamente, por tres cosas, los jardines, la mansión y la iglesia de Santa Magdalena. Desde luego, pasar un día aquí, sin prisa, empapándose de todo lo que ofrece un lugar como éste te permitirá volver con recuerdos aún más increíbles de una de las ciudades y países que aún está por descubrir para muchos turistas, no sólo europeos.

La ventaja es que las aerolíneas han puesto los ojos en el potencial de este país como receptor y también emisor de turismo, lo que permitirá que los costes para viajar hasta allí no sean demasiado elevados.

Published by