Datos generales sobre El Cairo

Un poco de Geografía e Historia

La capital de Egipto se encuentra situada al inicio del Delta del Nilo, en el norte del país.

Se puede comprobar que, a partir de El Cairo, el Nilo se divide en dos ramas principales (Rosetta y Daimietta) enlazadas por un dédalo de canales que forman el Delta o “Bajo Egipto”, llanura de fertilidad extraordinaria donde se concentra la mayoría de la población.

Hacia el sudoeste (tal y como podrás comprobar en el mapa que encontrarás mas abajo), se encuentran las famosas Pirámides de Giza (Keops, Kefrén y Micerino), de las cuales, la más importante es la de Keops (“La Gran Pirámide”). Su ubicación está en la Necrópolis de Giza, que también puedes ubicar en el mapa indicado, y, bajando más al sur, encontrarás la antigua ciudad de Menfis.

La ciudad de El Cairo (“El-Qahira”, que significa “La Victoriosa” o “La Fuerte”) fue fundada en la época fatimí, aunque, inicialmente, era un simple fortín. Será durante la época de los mamelucos (a patir del año 1250) cuando alcanzará su mayor esplendor y crecimiento, esplendor que mantendrá hasta la llegada de los Otomanos hacia el año 1517, momento a partir del cual comenzará su declive al convertirse en una ciudad más del Imperio Otomano.

A partir del año 1805, cuando Egipto alcanzará la independencia, El Cairo verá renacer parte de su esplendor de antaño, con una tendencia hacia el aperturismo hacia Occidente, de la mano del Sultán Muhammed Alí, quien llevó a cabo importantes reformas políticas y económicas en este sentido. Sin embargo, con el protectorado británico en 1882, El Cairo verá frenado su crecimiento, hasta lograr su independencia definitiva en 1922 y la llegada al poder de Nasser en 1952, momento a partir del cual El Cairo, y Egipto en general, se convertirá en un referente político internacional, especialmente en el Mundo Árabe.

Actualmente, y a pesar de que los acontecimientos políticos de los últimos años han situado a Egipto en un segundo plano de la escena internacional, El Cairo continúa siendo un referente cultural, aunque casi exclusivamente en lo relativo al antiguo Egipto, olvidándose en ocasiones su importante papel como referente en el Mundo Árabe, tanto en lo político, lo económico y lo cultural.

Efectivamente, El Cairo es la ciudad más grande de África y del Mundo Árabe, ya que ocupa una superficie aproximada de 300 km2 y cuenta con una población cercana a los 16 millones de habitantes en toda su área metropolitana (unos 8 millones en la capital ). En consecuencia constituye un Departamento propio (“Gobernación”), del que es capital, contando con un Gobernador al frente que es nombrado directamente por el Presidente de la República.

La ciudad está organizada en barrios en constante crecimiento, aunque de una forma caótica y desorganizada, si bien, ello es uno de los elementos que agudizan su encanto. Destaca en este sentido “El Cairo Histórico” (el centro histórico), fue declarado en 1979 Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, y es ahí donde vas a encontrar el Barrio Kopto, uno de los más famosos y atractivos de la ciudad y donde habitan los cristianos ortodoxos (precisamente es ahí donde se refugió la Sagrada Familia huyendo de la matanza decretada por Herodes).

Clima y economíaClima y economía…

El clima en El Cairo es mediterráneo, con veranos cálidos y húmedos e inviernos suaves e igualmente húmedos debido a la influencia del Delta del Nilo. En consecuencia, el momento ideal para viajar a El Cairo y, en general, a Egipto, es en invierno, ya que nos ahorramos los efectos del calor. Ha de tenerse en cuenta que estos datos climáticos se refieren sólo a El Cairo, ya que en otras zonas, como por ejemplo el Valle del Nilo, nos encontramos con un clima desértico con temperaturas muy altas y secas, hasta el punto que algunas visitas han de programarse antes del amanecer para evitar las consecuencias del calor desértico.

El idioma oficial es el Árabe (el inglés y el francés son fácilmente utilizables, así como el español en el caso de numerosos guías turísticos) y la religión mayoritaria es la musulmana.

La moneda en Egipto es la Libra Egipcia.

La economía se centra en la agricultura, fundamentalmente, sin perjuicio de la importancia que tiene el sector turístico por el efecto de las maravillas del Antiguo Egipto y para cuya visita El Cairo es lanzadera imprescindible. No hay que olvidar también que Egipto es rico en recursos naturales como el petróleo y el gas, siendo sus principales clientes la Unión Europea, Estados Unidos y los países de Oriente Medio. No obstante, a pesar de ello, a la hora de viajar a Egipto, ha de tenerse en cuenta que se trata de un país en vías de desarrollo y grandes masas de la población viven en la pobreza, por lo que han de tenerse en cuenta una serie de recomendaciones de seguridad al planear el viaje, las cuales encontrarás en esta misma guía si sigues el menú inferior.

Sin duda alguna, El Cairo en particular, y en general Egipto, tienen como atractivo principal la cultura y la magia del Egipto faraónico. Sin embargo, no debemos olvidar la riqueza cultural de esta ciudad, punto de encuentro de distintas civilizaciones a lo largo de la Historia, lo que convierte cada uno de sus rincones en una experiencia única para el viajero. Ciudad bulliciosa donde las haya, pero al tiempo pausada y sosegada a las orillas del Nilo, El Cairo es un destino indispensable en nuestra agenda de viajeros.

Si has elegido viajar a Egipto, El Cairo será tu punto de referencia indispensable, ya que será la ciudad de destino inicial y final en tu viaje a Egipto y el punto a partir del cual se organizarán todas tus actividades en el país. Por ello, es conveniente que planifiques tu viaje teniendo muy presente tu estancia en El Cairo y las recomendaciones que al respecto te damos en esta guía.

Published by