Cómo viajar a Cancún

Una vez que llegues a Cancún, lo harás al Aeropuerto Internacional de Cancún, el cual dispone de muy buenas conexiones para el traslado al hotel (el Aeropuerto Internacional de Cancún es el segundo más importante de México en tamaño, pero es el que más tráfico aéreo recibe de todo el país, ya que presta servicio a toda la zona de Quintana Roo, la zona más turística de México. Está situado a unos 16 km de Cancún). En este sentido, una buena opción es KINMONT, empresa de transportes que no sólo realizará los traslados desde y hacia el aeropuerto de Cancún, sino que, también por muy buen precio, nos ofrece movilidad por toda la zona. Puedes visitar su página oficial para más información.

También tienes la posibilidad de coger un taxi, ya que en Cancún vas a encontrar una infinidad de ellos. Eso sí, pregunta siempre el precio antes de subirte y, si te atreves, regatea un poco. El precio del taxi desde el aeropuerto al centro de Cancún viene a estar en unos 150 pesos.

Igualmente, es muy recomendable la opción de los autobuses de línea, ya que este servicio en Cancún funciona muy bien. Desde el aeropuerto hasta la zona hotelera existen dos líneas: “Turicun” y “Autocar”. Sin embargo, estos autobuses no te conducirán directamente a tu hotel, sino a la estación de autobuses correspondiente, ya que no hacen paradas intermedias, por lo que sólo te los recomendamos si tu hotel está cerca de la correspondiente estación de autobuses.

Finalmente, puedes alquilar un coche en el propio aeropuerto para desplazarte a tu gusto por Cancún y alrededores y no estar pendiente de los horarios y rutas de los distintos tours turísticos. Obviamente, esta opción es la que más libertad te va a dar a la hora de moverte por la zona.

En cualquier caso, si has contratado un paquete de viajespaquete de viajes, la recogida del aeropuerto va a estar incluida, por lo que no habrás de preocuparte por este extremo. Si, por el contrario, no optas por alquilar un coche o no tienes incuida la recogida en el aeropuerto en el viaje que hayas contratado (asegúrate siempre de este extremo antes de contratar), lo más recomendable es que reserves con antelación la recogida en el aeropuerto a través de los servicios oficiales que te recomiendan en el Aeropuerto Internacional de Cancún, por razones de seguridad.

Una vez que hayas llegado al hotel en que te alojes, el cambio de moneda lo podrás hacer allí directamente. Puedes obtener tanto dólares USA como pesos mexicanos, monedas que podrás usar de forma indistinta con toda normalidad. Para los pagos se admite en la mayoría de lugares la tarjeta de crédito, una forma de pago muy recomendable, ya que te evita llevar importantes cantidades de dinero encima.

Para moverte por Cancún (salvo los desplazamientos organizados en tu paquete de viajespaquete de viajes) tienes la opción de alquilar un coche, ya que, tal y como te indicamos, te da una amplia libertad a la hora de organizar tus visitas y desplazamientos por Cancún.

También tienes como una de las mejores opciones para moverte por Cancún los autobuses, ya que esta ciudad cuenta con un excelente servicio (a diferencia de lo que ocurre en el resto de México). Efectivamente, los autobuses de línea en Cancún funcionan muy bien, existiendo dos empresas que los prestan: “Turicun” y “Autocar”, tal y como te indicábamos anteriormente. Estos autobuses de línea prestan su servicio durante 24 horas por toda la zona hotelera, por un precio de unos 5 pesos, por lo que son ideales para moverte por esa zona y ahorrar; además, no hay posibilidad de perderse con ellos, ya que todos llevan una misma dirección en la única carretera que existe. En todo caso, exige tu billete de autobús al pagar, ya que en ocasiones pasan algunos revisores pidiendo el billete. Asimismo, te recomendamos que el pago lo hagas en pesos y que lleves el importe exacto, entre 4,50 y 5 pesos.

Para moverte por Cancún también tienes la opción del taxi, aunque aquí has de tomar algunas precauciones adicionales. Las tarifas están preestablecidas, aunque te puedes encontrar con sorpresas en cuanto a las variaciones de precios, por lo que te recomendamos que preguntes el precio antes de subir y que quede bien establecido si el monto se fija en pesos o en dólares. Igualmente, anótate el número de la matrícula del taxi y el de licencia antes de subir, no cuentes dinero dentro del taxi ni saques objetos de valor durante el trayecto, ni aceptes que durante el trayecto se suban terceras personas al taxi. Si puedes evitar el uso del taxi en Cancún mucho mejor, salvo que se trate de servicios recomendados en el propio hotel o el aeropuerto, ya que últimamente están aumentando los asaltos y robos a turistas en los taxis.

Salvo esas advertencias con respecto a los taxis, podrás comprobar que Cancún es un lugar muy seguro, donde se cuida al turista y todo está orientado hacia él. Disfruta de tu viaje a Cancún con toda tranquilidad.