¿Es seguro viajar a México?

Si hace algunas semanas nos planteábamos la cuestión de si era seguro viajar a Marruecos, ahora nos lo preguntamos con respecto a México. Ciertamente no se trata de situaciones comparables, ya que en el caso de Marruecos existen una serie de problemas de seguridad de naturaleza bien diferente al caso de México, especialmente en lo relativo a la posibilidad de atentados terroristas, posibilidad que no existe en estos momentos en el país azteca, siendo su mayor preocupación, sin embargo, la ola de violencia que se ha desatado como consecuencia de la guerra abierta entre el Gobierno de Vicente Calderón contra las mafias del narcotráfico.

Obviamente México, al igual que Marruecos, comparte una serie de problemas de seguridad ciudadana que se pueden considerar como crónicos, enquistados en su sociedad y que forman parte de los riesgos que existen a la hora de viajar a esos países, como es el caso, por ejemplo, de la pequeña delincuencia y hurtos a turistas. sin embargo, aquí nos referimos a los grandes problemas de seguridad ciudadana que pueden llegar a afectar a la integridad física de quienes viajan a estos países, que en el caso de México comienzan a ser alarmantes por la intensidad de los mismos y el carácter bárbaro que muchas veces adquieren, si bien, todavía no han afectado en los últimos meses a ningún turista, algo que, sin embargo, no debería descartarse en un futuro.

Efectivamente, hace unos días a todos alarmaba el ataque mediante cócteles molotov a un club de Cancún, ataque en el que murieron ocho personas, seis mujeres y dos hombres que se encontraban en el interior del local (una especie de club social que contaba con servicios varios como un balneario), y que parece responder a un ajuste de cuentas entre extorsionadores y extorsionados (en este caso el club “Castillo del Mar”, el cual, hace unos días, había sido víctima de extorsiones por parte del cartel de los “Zetas”). Ninguna de las víctimas era turista y, además, el ataque se produjo fuera de la zona hotelera, pero el nombre de Cancún asociado a este tipo de ataques comienza a ser preocupante y, sin duda, a muchos puede hacer plantearse este lugar paradisíaco como destino turístico.

El sector hotelero de la zona se ha apresurado a manifestar que se trata de un hecho puntual sin trascendencia para la actividad turística de la zona, aunque, sin embargo, otras voces manifiestan que los narcos se están acercando cada vez más a las grandes zonas turísticas, un terreno que hasta ahora tenían vedado por la fuerte presencia policial en estas zonas y el interés de las autoridades mexicanas por proteger una de las fuentes de ingresos más importantes del país, siendo un ejemplo de este avance hacia las zonas turísticas por parte de los narcos el ataque con una granada de hace varias semanas en un local de ocio de Puerto Vallarta, ataque en el que murió una persona y una veintena de personas resultaron heridas, esta vez sí turistas. Realmente, estas otras voces que advierten sobre el avance de los narcos en zonas turísticas resultan inquietantes, más aún si en esta escalada de violencia los carteles de la droga decidieran poner en jaque a la economía mexicana atacando a la “joya de la corona” que es el turismo para aquel país.

En cualquier caso, la situación por ahora no parece preocupante en exceso, pero es conveniente seguir el curso de los acontecimientos si se tiene programado visitar alguna de las zonas especialmente turísticas de México e informarse convenientemente visitando, por ejemplo, la página del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español, donde se encontrará información sobre las prevenciones y medidas de seguridad a la hora de viajar a aquel país que puede resultar muy útil, especialmente si se viaja a las zonas donde se concentran las disputas entre carteles de la droga, zonas que, por ahora, están bastante alejadas de los grandes centros turísticos.

Published by

Leave a Reply